Festividad de San Pedro Apóstol

Historia

Está considerada la mas antigua de nuestra ciudad; tiene su origen en la reconquista de Sanlúcar la Mayor. Tras la conquista de Sevilla, el 23 de noviembre de 1248 (día en que ondeó la enseña real del Rey Santo en el alcázar sevillano), y después de dejar la ciudad bajo control, se planteó la conquista del Aljarafe, como vía para la conquista de Niebla. Después de un sitio penoso y feroces ataques, el día 28 de junio de 1252, las huestes cristianas bajo las órdenes de Fernán Gutiérrez (por estar ausente el Maestre de Santiago a quien correspondería tales honores), entraron en la villa de Sanlúcar la Mayor.

Al día siguiente, el 29 de junio, día de San Pedro, se celebró una misa en acción de gracias por el feliz acontecimiento. Así mismo, se consagró la mezquita bajo la advocación del santo. En los primeros años la mezquita apenas sufrió modificaciones, tan sólo cambios para su adaptación a la liturgia cristiana. Será en el siglo XIV, tras el terremoto de 1359, cuando se acometería la más profunda transformación, Así pues, sobre la mezquita se comenzó a levantar el actual templo, cambiándose la orientación, antes de Norte a Sur y ahora de Este a Oeste.

 

En torno a la festividad

A lo largo de su historia, la festividad que se realiza los día previos a la salida procesional de San Pedro, ha pasado por diversas etapas; hubo años en los que gozó de gran popularidad, años en los que, en la Plaza de San Pedro se celebraban una gran cantidad de eventos, reuniendo muchísima gente en torno al Santo; y años en los que la asociación organizadora pasó por verdaderas dificultades para la organización de la festividad. 

Desde el año 2017 la Hermandad del Santo Entierro es la que organiza toda la festividad y la salida procesional de San Pedro. Durante estos escasos tres años, se ideado una nueva forma de celebrar dicha festividad, adaptándola a los nuevos tiempos. Por un lado, se han mantenido aquellos eventos que por su antigüedad, hoy día son considerados santo y seña de las fiestas, como pueden ser «Los Cabezudos» o los «Toros de fuego». Y por otro lado, se han introducido nuevos eventos, como los «San Pedrines» o las «Noches Blancas de San Pedro». 

Los «San Pedrines» gozan de gran popularidad, sobre todo entre los más pequeños; reproducen los encierros que se realizan en Pamplona, los mundialmente conocidos San Fermines, con la peculiaridad de que éstos se realizan con toros hinchables, que recorriendo las calles aledañas al Barrio, hacen las delicias de los niños. Los participantes, acuden vestidos de blanco, con un pañuelo amarillo al cuello (color por el que se identifica a San Pedro), y con un periódico en la mano, y corren las diferentes calles del recorrido junto a los toros.

Las «Noches Blancas de San Pedro» es un evento que se ha introducido en el año 2019, y consiste en la celebración de una gala en el patio de la parroquia de San Pedro, donde, se reconoce la labor social que ha realizado alguna persona o institución del pueblo.